Trazodona. Perfil de reacciones adversas. La trazodona es un antidepresivo sedante sobre el que existe un número considerable de notificaciones de sospecha de ser causante de reacciones adversas. Además existe un difundido uso del medicamento como tratamiento para el insomnio, indicación para la que por el momento no existe nivel de evidencia suficiente que lo respalde. Volver a Dicaf

La trazodona es un antidepresivo sedante con largo historial de utilización (1973). Presenta un mecanismo de acción dual serotoninérgico: en presinapsis es inhibidor de la recaptación de serotonina y en postsinapsis, antagonista de los receptores de 5HT2a. Su efecto sedante llace en su relativa alta afinidad antagonista por el receptor central α1 y su relativa baja afinidad antagonista por los receptores H1. El mecanismo, tanto a nivel periférico como central, antiserotoninérgico y anti α1 y α2 adrenérgico todavía está en discusión. No tiene afinidad significativa por los receptores β-adrenérgicos, histaminérgicos H2, dopaminérgicos ni colinérgicos y su metabolito activo mCPP (m-clorofenil piperazina) es un agonista no específico de la serotonina.

Su indicación autorizada es el tratamiento en adultos de los episodios depresivos mayores y de los estados mixtos de depresión y ansiedad, con o sin insomnio secundario; pero por su uso se ha visto progresivamente incrementado como tratamiento del insomnio, por lo general a dosis consideradas subterapéuticas para la depresión (100mg), hasta el punto que en los EEUU llegó a ser el medicamento más prescrito para esta indicación hasta la llegada de zolpidem a principios de este siglo. Aun así, en una revisión de los 18 estudios realizados en humanos se concluyó que los datos objetivos que apoyan el amplio uso de la trazodona en el insomnio son mínimos.

En la base de datos nacional de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (FEDRA), figuran hasta la actualidad reciente (Mayo 2016) 409 notificaciones, predominantemente de pacientes de mayor edad con concomitancia de otros medicamentos, en las que se considera la trazodona como sospechosa de ser causante de una reacción adversa, ya sea de forma única o en interacción con otros medicamentos. Estas sospechas parecen corresponder principalmente con su uso como hipnótico, independientemente de si existe o no depresión en el paciente, predominando las alteraciones de sistema nervioso central (somnolencia, confusión y disminución del nivel de conciencia), con especial mención de los casos síncopes, presíncopes y trastornos hipotensivos, además de los 11 casos de priapismo, posiblemente en relación con propiedades alfa bloqueantes, los 22 casos de boca seca, aunque una de sus supuestas ventajas es la falta de efectos anticolinérgicos, los 11 casos de hiponatremia y, por su gravedad, los 5 casos de síndrome neuroléptico maligno y 4 de síndrome serotoninérgico.

Cuando se utiliza trazodona en pacientes ancianos que reciben simultáneamente otros medicamentos, especialmente aquellos con acción sobre el sistema nervioso central, es importante revisar sus posibles interacciones y estar atento a una identificación temprana de posibles reacciones adversas como las anteriormente descritas.



Reacciones Adversas a Medicamentos 2016; 26(2):4—6
Boletin informativo del Centro de Farmacovigilancia de la Comunidad de Madrid