Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

El objetivo de estas técnicas es restablecer la continencia urinaria. Son técnicas altamente eficaces consiguiéndose una disminución de la frecuencia y severidad de la incontinencia urinaria o recuperar la continencia urinaria. Se podrá aplicar en aquellos ancianos que mantengan la capacidad física y mental, así como un grado de motivación que les permita el aprendizaje, o bien, dirigidos a sus cuidadores. Las técnicas de modificación de la conducta que dependen del paciente son reentrenamiento vesical, ejercicios del suelo pélvico, entrenamiento conductual y biofeed-back. Y las técnicas que dependen del cuidador son entrenamiento del hábito miccional y micciones programadas. Con el reentrenemiento vesical se pretende restablecer el patrón miccional, vaciando periódicamente la vejiga. También se logra aumentar la capacidad vesical y reducir la necesidad imperiosa de orinar. De esta técnica se pueden beneficiar pacientes con hiperactividad vesical, incontinencia de estrés o con poliquiuria y/o urgencia miccional y en casos de incontinencia transitoria (tras retirada de catéter vesical o tratamiento farmacológico o infecciones). Los resultados de esta técnica son muy satisfactorios. La realización de ejercicios del suelo pélvico están dirigidos a reforzar la musculatura voluntaria periuretral y los músculos del suelo de la pelvis. Existen distintas modalidades como sería la interrupción del chorro de la orina (puede practicarse sin micción), usar conos vaginales para facilitar el ejercicio y a su vez el cumplimiento de la técnica, o bien, visualización perineal en el espejo. Es útil en incontinencia de esfuerzo y en hiperactividad vesical. El entrenamiento del hábito miccional se realiza para asegurar que el paciente permanece seco y favorecer las micciones voluntarias pero se han de complementar con técnicas de refuerzo. Las micciones programadas es una técnica similar a la anterior pero se realiza de forma sistemática junto a técnicas de refuerzo. Se programan las micciones cada 2 horas, intentando que el paciente permanezca seco y crear reflejos para aumentar las micciones voluntarias. Estas técnicas son útiles en pacientes incapacitados con urgencia de incontinencia o con incontinencia funcional. Son de elección en pacientes gravemente incapacitados.
Palabras claves:
  • ENTRENAMIENTO
  • INDICACION
  • EFICACIA
  • EJERCICIOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.