Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

Todo aquello que produce dolor en el adulto puede también producir dolor en el neonato, sin embargo la valoración del dolor en neonatología resulta complejo y no existe un consenso, lo que además dificulta su tratamiento y evaluación de su eficacia. Los estímulos dolorosos en el adulto producen un reflejo de flexión característico cuya presencia en el recién nacido es muy inferior, probablemente debido a la inmadurez de la espina dorsal y de las conexiones neuronales.A través de un estudio electromiográfico se demuestra que el reflejo de flexión incrementa con la intensidad de los estímulos mecánicos dolorosos. Sin embargo, la relación entre le umbral del dolor y la edad postconcepcional varía según los estudios. Algunos de los marcadores que se utilizan para valorar el dolor en el neonato son: - cardio-respiratorios: incremento de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y de la frecuencia respiratoria y caída de la concentración de oxígeno trancutáneo. - sudor: incremento del sudor palmar y de la conductancia eléctrica de la piel - hormonal: incrementan las concentraciones plasmáticas de renina, aldosterona, catecolaminas, colesterol, hormona de crecimiento y glucagón y se suprime la secreción de insulina - comportamiento: cambios en la expresión facial, inicio y duración del llanto y reflejo de flexión Todos estos parámetros pueden ayudar a valorar la presencia de dolor en el neonato, sin embargo no existe un acuerdo acerca de la eficacia y riesgos de los analgésicos, sobretodo en los recién nacidos prematuros gravemente enfermos. En estos casos los beneficios que se obtienen con la utilización de morfina y fentanilo probablemente superan sus riesgos.
Palabras claves:
  • DOLOR
  • VALORACION
  • MONITORIZACION
  • ANALGESIA
  • PREMATURO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.