Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

Los antiinflamatorios no esteroídicos (AINE) inhiben la ciclo-oxigenasa (COX) de manera inespecífica, conduciendo a la inhibición de la producción de prostaglandinas protectoras gastrointestinales mediante la inhibición de la COX-1. El efecto adverso más frecuente asociado al uso de AINEs es el daño gastrointestinal. En los últimos años la investigación se centra en el desarrollo de nuevos fármacos antiinflamatorios con acción selectiva sobre la COX-2, con lo que se pretende evitar los efectos adversos gastrointestinales producidos por los AINEs. Para valorar la eficacia y toxicidad de los nuevos tratamientos se realiza un estudio internacional en 655 pacientes adultos con artritis reumatoide a los que se asigna, de forma aleatoria, tratamiento con celecoxib (200 mg - 2 veces al día) o diclofenac de liberación sostenida (75 mg - 2 veces al día), durante 24 semanas. Se evalúa la actividad analgésica, antiinflamatoria y alteraciones gastrointestinales de ambos tratamientos. Los dos tratamientos dieron resultados similares en cuanto al control del dolor y la inflamación. La aparición de úlceras gastrointestinales se detectó mediante endoscopia y se observó su aparición en el 15% de los pacientes tratados con diclofenac y en el 4% de los tratados con celecoxib. La frecuencia de abandonos del estudio por efectos adversos gastrointestinales como dolor abdominal, diarrea y dispepsia fue tres veces superior en el grupo de diclofenac que en el de celecoxib. Se concluye que el inhibidor de la COX-2, celecoxib, presenta un perfil de eficacia similar al AINE diclofenac, con un perfil de tolerancia y efectos adversos mejor.
Palabras claves:
  • COMPARACION
  • TOLERANCIA
  • DOSIS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • AINE
  • COX-2
  • EFICACIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.