Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

Las alteraciones de los sentidos se asocian con varios síntomas propios de la vejez, se presente o no demencia o disminución del estado cognitivo. Las alteraciones visuales se asocian a alucinaciones visuales en la demencia, la pérdida auditiva a creencias paranoicas y las alteraciones del olfato a la enfermedad de Alzheimer. Las estructuras cerebrales que se ven afectadas en la enfermedad de Alzheimer incluyen muchas de las áreas del sistema olfatorio. El olfato se va perdiendo paralelamente a la función cognitiva y predice el deterioro clínico. Se realizó un estudio en más de 1800 ancianos sin demencia, a través de pruebas de identificación de olores. Después de 2 años de seguimiento de la función cognitiva y la pérdida olfatoria se concluye que a mayor grado de pérdida del olfato se asocia mayor alteración cognitiva. Aunque no se evalúa la aparición de enfermedad de Alzheimer y la pérdida de olfato se asocia a otras alteraciones neurológicas, es un aspecto importante que puede colaborar en el diagnóstico precoz de Alzheimer.
Palabras claves:
  • OLFATO
  • DEMENCIA
  • DIAGNOSTICO
  • GERIATRIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.