Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2000 (15)

El eprosartán, antagonista de la angiotensina II, está indicado en el tratamiento de la hipertensión. La absorción no es buena e interfiere si se administra con alimentos, presenta una unión a proteínas plasmáticas elevada. No se metaboliza y se elimina principalmente por heces. Su semivida de eliminación es de 5-9 horas. La dosis recomendada es de 300mg, dos veces al día, pudiéndose incrementar hasta 400mg, dos veces al día, según respuesta del paciente. Se puede asociar a un diurético tiazídico o a un antagonista del calcio. El efecto máximo se obtiene a las 2-3 semanas de tratamiento. Los efectos adversos son leves y transitorios, entre los más frecuentes destacan la cefalea, infección de vías respiratorias superiores, mialgias y rinitis. Está contraindicado en caso de hipersensibilidad, embarazo, lactancia e insuficiencia hepática grave. Se debe actuar con precaución en pacientes con hiperpotasemia, insuficiencia cardíaca grave, hiperaldosterismo primario, estenosis valvular mitral y aórtica o de la arteria renal, miocardiopatía hipertrófica e hiponatremia. No se han descrito interacciones clínicas significativas aunque pueden afectarse los niveles de potasio sérico al administrarse con fármacos que afecten a este ión como serían los diuréticos. Aún hacen falta estudios comparativos de efectividad con otros antihipertensivos. La elección de un grupo farmacológico u otro antihipertensivo dependerá de las características del paciente y del efecto que se quisiera conseguir.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • POSOLOGIA
  • DOSIS
  • INDICACION
  • CONTRAINDICACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.