Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Diciembre de 2001 (32)

El oído externo está formado por el pabellón auditivo y el canal auditivo. El cerumen se produce cuando una mezcla de secreciones de la piel y el conducto auditivo externo (productos de descamación, secreción sebácea y secreción de las glándulas ceruminosas, que se encuentran en el conducto auditivo externo). El cerumen tiene efecto protector de la piel debido a la presencia de lípidos, que impiden la entrada de gérmenes. Además posee una actividad antimicrobiana. También protege el canal auditivo de la humedad y de los golpes. La acumulación de cerumen en el canal auditivo conduce a la formación de tapones que se manifiestan con una sordera temporal brusca tras un baño. Las personas con tendencia a la formación de tapones deben adoptar una medidas preventivas como evitar la utilización de bastoncillos u otros elementos similares, evitar el uso frecuente de champús no neutros y acudir al especialista una vez al año de forma rutinaria. La extracción de los tapones de cerumen, salvo contraindicación alguna, se puede realizar a través de maceración con agentes cerumenolíticos, o bien, irrigando el canal auditivo con agua templada. Los agentes cerumenolíticos utilizados son solución de bicarbonato sódico al 10%, solución de hidróxido o de carbonato potásico, tensoactivos (laurilsulfato sódico), glicerina o aceite de oliva o ricino. En algunas presentaciones a dosis muy bajas se incluyen anestésicos locales (benzocaína), antisépticos (fenol) o incluso disolventes grasos (esencia de trementina). El proceso de irrigación del canal autidivo se aplica cuando hay una oclusión total con dolor, pérdida o reducción notable de la agudeza acústica y tinnitus; cuando hay una otitis externa y no se disponga de un aspirador ótico y cuando los tapones son resistentes a los cerumenolíticos. Se emplea una jeringa cargada con agua tibia (37º) que se inyectará en el canal de forma suave para que la corriente de salida de agua arrastre el tapón de cerumen. Se debe repetir tantas veces como sea necesario. Previamente a la extracción se emblandece el tapón con gotas cerumenolíticas o bien con agua oxigenada rebajada. La posología son 2-3 gotas cada 6 h.

Palabras claves:
  • CERUMEN
  • CERUMENOLITICOS
  • IRRIGACION
  • MEDIDAS
  • TAPON

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.