Sesionbes Bibliográficas. 01 de Mayo de 2003 (48)

Estudio que pretende determinar si el uso de cannabis entre los adolescentes predispone a la depresión y a la ansiedad. Se trata de un estudio de cohortes realizado durante un período de seis años. Este estudio se realizó debido a que cada vez existen más datos que apoyan la idea de que el uso crónico de cannabis induce a unos mayores niveles de ansiedad, depresión, fatiga y a un grado de motivación menor que personas que no lo toman de forma crónica. Generalmente estos síntomas se han observado con más asiduidad en mujeres jóvenes. De un total de 2032 estudiantes, 1947 participaron al menos una vez durante las seis primeras entrevistas y 1601 adultos jóvenes (79% de los iniciales) participaron en la séptima entrevista. El estudio consistía en conocer el uso del cannabis que hacían los adolescentes. También se intentó conocer el uso de alcohol, tabaco y otras drogas (éxtasis, heroína, anfetaminas, LSD,...) y la frecuencia de usos. Un total de 71 varones (9,7%) y 188 mujeres (22%) manifestaron depresión y ansiedad. La prevalencia de la depresión y de la ansiedad aumentaba cuando mayor era el consumo de cannabis. Las mujeres jóvenes que utilizaban cannabis diariamente tenían un mayor riesgo de depresión y ansiedad que los que no usaban o tomaban cannabis. También se estudió el grado de predicción de la depresión y la ansiedad en adultos jóvenes que utilizaban cannabis en la adolescencia. En este caso se observó que las mujeres jóvenes eran más proclives a tener depresión tardía y ansiedad incluso tras haber ajustado los datos con el uso concurrente de otras sustancias.
Palabras claves:
  • ADULTOS JÓVENES
  • USO CRÓNICO
  • MUJERES JÓVENES
  • CANNABIS
  • DEPRESIÓN
  • ANSIEDAD
  • ADOLESCENCIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.