Sesionbes Bibliográficas. 01 de Junio de 2003 (49)

En los desórdenes del ritmo circadiano, el insomnio resulta de un desajuste entre ritmo endógeno de alerta y sueño, y la hora de acostarse y levantarse deseada o requerida. Este desajuste se puede deber a cambios externos, caso de empleos nocturnos, de modo que algunos trabajadores nunca llegan a adaptar su ritmo endógeno al que les exige su actividad diaria. En estos casos puede ayudar la exposición a luz brillante, aunque la luz en los viajes de la casa al trabajo y viceversa puede bloquear este efecto. También se produce desajuste en las personas que viajen a zonas con notable diferencia horaria, el llamado ""Jet Lag"", donde el ritmo circadiano endógeno desfasa con el nuevo ritmo local. Esto se puede ver empeorado por la dificultad para dormir en los aviones, el uso de alcohol y cafeína y las molestias producidas por otros pacientes. Además el insomnio se puede exacerbar por el hecho de dormir en un nuevo ambiente. Los síntomas del Jet Lag, además de insomnio, incluyen somnolencia durante el día y molestias gastrointestinales. También existen desajustes endógenos en personas que no tienen referencias externas, como es el caso de los ciegos cuyo ritmo circadiano difiere de un ciclo de 24 horas, o aquellos que tienen un desajuste en su ritmo circadiano, durmiéndose antes o más tarde de lo normal, en el llamado síndrome del sueño avanzado o retrasado. Esto se da especialmente entre algunos adolescentes, que tienden a dormirse tarde y levantarse al mediodía, lo que no es compatible con actividades laborables o escolares. El tratamiento de estos trastornos del ritmo circadiano puede comenzar con exposición a luz brillante por las mañanas, lo que se ha mostrado efectivo en el tratamiento del síndrome de sueño atrasado o avanzado, pudiendo ser el tratamiento tan simple como hacer pasear a la persona por las mañanas. La melatonina, hormona secretada por la noche por la glándula pineal, se considera una señal de oscuridad. Así, cuando se administra por la tarde adelanta el ritmo circadiano, y administrado por la mañana lo atrasa, por lo que es importante la hora a la que se administra. Dosis de 0,5-3 mg se han mostrado efectivas en la adaptación al horario en trabajadores nocturno, Jet Lag y síndromes de adelanto y atraso del sueño. Este fármaco se puede combinar con la exposición a luz solar. También se puede usar cambios de 15 a 30 minutos cada dos a tres días en la hora de acostarse, combinados o no con melatonina y exposición a la luz. Los trabajadores nocturnos se pueden ayudar de cafeína durante la noche y de hipnóticos de acción corta durante el día para ayudar a coger el sueño.
Palabras claves:
  • TRASTORNOS DEL SUEÑO
  • SOMNOLENCIA
  • HIPNÓTICOS
  • RITMO CIRCADIANO
  • MELATONINA
  • INSOMNIO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.