Sesionbes Bibliográficas. 01 de Noviembre de 2003 (53)

Los fármacos activos por vía oral para el tratamiento de la disfunción eréctil surgieron con el sildenafilo (viagra) en 1998, primer inhibidor de la fosfodiesterasa. Este fármaco, tomado una hora antes de la relación sexual, a dosis de 25 a 100 mg, aumenta el efecto relajante de los músculos lisos del oxido nítrico, aumentando el flujo sanguíneo hacia los cuerpos cavernosos. En pacientes tratados con nitratos se pueden producir descensos bruscos de la presión arterial, por lo que no se deben tomar simultáneamente. En los últimos tiempos, ha surgido otros tratamientos por vía oral, dos de ellos del mismo grupo que sildenafilo (vardenafilo y taladafilo), y la apomorfina, la cual actúa a nivel del cerebro y sistema nervioso, y por ello puede usarse en pacientes en tratamiento con nitratos. Con los inhibidores de la fosfodiesterasa se han obtenido muy buenos resultados, que muestra una mejora, tanto en las erecciones como en los coitos consumados. Los estudios iniciales indican que taladafilo presenta menos efectos negativos sobre la presión arterial, y que vardenafilo parece conseguir altos índices de eficacia en todos los pacientes, diabéticos y posprostatecmizados. La apomorfina ha demostrado su utilidad en la disfunción eréctil. Los ensayos llevados a cabo muestran que el 60% de los pacientes tratados con trastorno leve moderado fue capaz de mantener una erección, que tras un año se mantuvo en el 90% de los pacientes. Puede dar lugar a algunos efectos adversos, todos de carácter leve y transitorio. El alprostadilo (prostaglandina E), a través de una inyección en el pene, también es capaz de dilatar los vasos sanguíneos, y producir una erección a los 5-20 minutos, que puede llegar a durar una hora. Como inconvenientes, es una terapia cara, que puede dar lugar cicatrices y endurecimientos en la zona de inyección, así como a erecciones prolongadas, muy dolorosas. Este fármaco también se puede insertar en el interior de la uretra. La testosterona oral puede ser eficaz en algunos pacientes con déficit de la misma. Otros tratamientos que ocasionalmente han sido eficaces, lo que no ha ocurrido en ensayos (¿efecto placebo?), han sido yohimbina, agonistas de serotonina, dopamina y trazodona. Otros tratamientos son mediante instrumentos neumáticos de vacío, que causan la erección mediante la atracción de sangre mediante un vacío parcial. Luego se coloca una banda elástica en la base del pene para mantener la erección durante la relación sexual. Con la cirugía se pueden implantar prótesis, implantes maleables e implantes hinchables. También se puede llevar a cabo cirugía de reparación de las arterias, especialmente en hombres jóvenes con un bloqueo discreto en las arterias, y de las venas, en las cuales se realiza una ligadura que evita el drenaje de la sangre, aunque se duda de la efectividad de este método a largo plazo.
Palabras claves:
  • VIAGRA
  • VARDENAFILO
  • TALADAFILO
  • SILDENAFILO
  • DISFUNCIÓN ERÉCTIL
  • ALPROSTADILO
  • PENE

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.