Sesionbes Bibliográficas. 01 de Septiembre de 2004 (62)

Pegvisomant es un antagonista de la hormona de crecimiento o somatotropina, obtenido por técnicas de ADN recombinante, que representa una nueva vía farmacológica y que está indicado para el tratamiento de la acromegalia en pacientes que no han respondido adecuadamente a cirugía y/o radiación o en los que con un adecuado tratamiento con análogos de somatostatina (octeótrido y lanreotido) no se han normalizado las concentraciones del factor de crecimiento I tipo insulina (IGF-I) o no haya sido tolerado. Actúa sobre los receptores de la somatotropina interfiriendo con la señal intracelular de la misma, lo que implica una disminución de los niveles de IGF-1. Se administra por vía subcutánea, con una dosis inicial de 80 mg, y dosis posteriores diarias de 10 a 30 mg según los niveles de IGF-1. En el principal ensayo doble ciego controlado con placebo, se observaron reducciones significativas en los niveles medios de IGF-1, normalizándose al final del estudio a las 12 semanas un 38,5; 75 y 82,1 de los pacientes según las dosis de 12, 15 y 20 mg diarios. En una ampliación del estudio se observó una reducción media de los niveles de IGF-1 del 67%, normalizándose en el 92% de los mismos. Esta respuesta parece superior a la de análogos de la somatostatina, aunque no hay estudios directos comparándolos a ambos. También parece tener un mejor perfil de reacciones adversas, siendo las más frecuentes con pegvisomant: sudoración, dolor de cabeza, astenia y locales en el lugar de la inyección. Se debe tener precaución en pacientes diabéticos, en que se deben monitorizar los niveles de IGF-1, ALT y AST. Se desconoce su potencial de interacciones puesto que no se ha estudiado en los ensayos clínicos.
Palabras claves:
  • PEGVISOMANT
  • OCTEOTRIDA
  • LANREOTIDA
  • ACROMEGALIA
  • IGF-I

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.