Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Febrero de 2005 (67)

Los probióticos son preparaciones que son clasificadas como alimentos o suplementos alimenticios con un número variable de microorganismos (Lactobacillus sp y Bifidobacterium sp. entre las especies más frecuentemente utilizadas) que se utilizan con la función de incrementar la salud o como tratamiento de alguna enfermedad. No se conoce con claridad como los probióticos pueden ejercer este efecto beneficioso. Se piensa que pueden modular la actividad de las células inmunes de la mucosa intestinal y que pueden suprimir el crecimiento de patógenos entéricos en el tracto gastrointestinal compitiendo por los nutrientes o por la producción de sustancias antimicrobianas. Al ser clasificados como alimentos o suplementos y no como medicamentos no hay guías publicadas donde se especifique el número óptimo de microorganismos o la posología óptima que tienen que seguir. En la mayoría de las enfermedades donde se han utilizado probióticos hay resultados contradictorios, en algunos estudios se ha demostrado el posible beneficio, pero en otros no se observa diferencias con el tratamiento placebo. En general los probióticos son bien tolerados, pero se han observado algunos casos de infecciones severas, usualmente en pacientes inmunocomprometidos o debilitados.
Palabras claves:
  • Probióticos
  • Diarrea
  • Clostridium difficile
  • Lactobacillus
  • Bifidobacterium

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.