Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2005 (69)

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria crónica que cursa con fatiga, dolor y rigidez en la columna vertebral y articulaciones periféricas, también pueden verse afectados los ojos, el corazón y los pulmones. El tratamiento sintomático está basado en la utilización de AINEs, pero estos no modifican la evolución de la enfermedad y reduciéndose cada vez más la movilidad de la columna vertebral. En general los FAMEs (fármacos modificadores de la enfermedad) como las sales de oro, el metotrexato o la sulfasalazina no han producido efectos relevantes en la espondilitis anquilosante. Etanercept e infliximab, han sido aprobados para el tratamiento de la espondilitis anquilosante en aquellos pacientes que no respondan adecuadamente a la terapia convencional. Los dos fármacos han demostrado eficacia en la reducción de la sintomatología y en el aumento de la funcionalidad de los pacientes. A pesar de que no se conocen los beneficios y seguridad a largo plazo, la falta de alternativas en aquellos pacientes donde los AINEs y FAMEs han fracasado, infliximab y etarnecept representan una alternativa.
Palabras claves:
  • Tabaco
  • Humo ambiental
  • Tabaquismo pasivo
  • Espondilitis anquilosante
  • infliximab
  • etarnecept
  • antagonistas TNF

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.