Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2005 (69)

La telitromicina es el primer antibiótico del grupo de los ketólidos, derivados de los macrólidos. Está aprobado para el tratamiento de la neumonía adquirida en la comunidad, las exacerbaciones agudas de la bronquitis crónicas y de la sinusitis bacteriana. Su mecanismo de acción consiste en inhibir la síntesis proteica bacteriana mediante su fijación a la subunidad 50S del ribosoma. Se diferencia de los macrólidos por la presencia de unos radicales que la hacen más resistente a las bombas de eflujo, principal mecanismo de resistencia bacteriana a los macrólidos. Presenta buena actividad in vitro contra Streptococcus pneumoniae (incluidas las cepas resistentes a penicilina y eritromicina). Su actividad frente a los patógenos atípicos (Micoplasma pneumoniae, Legionella y Chlamydia) es similar a la de azitromicina o claritromicina. También es activa in vitro frente a la mayoría de cepas de estreptococos hemolíticos del grupo A, Staphylococcus aureus y Helicobacter pylori. Se administra por vía oral, a una dosis de 800 mg al día. Los alimentos no interfieren en su absorción. Es un sustrato y un potente inhibidor del CYP3A4 y puede incrementar las concentraciones séricas de numerosos medicamentos metabolizados por esa vía tales cono estatinas (se recomienda suspender su administración mientras se toma el antibiótico), ritonavir, sirolimus y tacrolimus. A su vez, otros inhibidores enzimáticos, como ketoconazol e itraconazol, pueden inhibir el metabolismo de telitromicina. Los efectos adverosos más frecuentes fueron las molestias gastrointestinales, diarrea (10%), náuseas (7%) y vómitos (2,4%). En un 1% de los pacientes se produjeron alteraciones de la visión, sobretodo enlentecimiento de la capacidad de acomodación, que se manifestaba como visión borrosa, diplopia o dificultad para enfocar. Conclusión: la teliltromicina ha demostrado ser un antibiótico al menos tan eficaz como los fármacos estándar para el tratamiento de las infecciones respiratorias. Si embargo, es un medicamento caro y sus efectos adversos pueden ser molestos. Sería una alternativa razonable en caso de fracaso a los tratamientos convencionales.
Palabras claves:
  • Antipsicóticos depot
  • Risperidona
  • telitromicina
  • ketolidos
  • macrólidos
  • infecciones respiratorias

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.