Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

La otitis serosa se caracteriza por la presencia de un derrame en el oído medio y se manifiesta por dolores y trastornos de la audición. Se debe a una inflamación postinfecciosa de la mucosa, acompañada de una hipoventilación de las cavidades del oído medio, causada por una perturbación del funcionamiento de la trompa de Eustaquio. El 30-50% de las otitis medias agudas bien tratadas evolucionan hacia una otitis serosa que puede persistir varias semanas o varios meses y que es la causa más frecuente de hipoacusia del niño. En el 50% de los casos, la otitis serosa retrocede espontáneamente en un plazo de tres meses, por lo cual los medicamentos tienen un interés relativo. Los antihistamínicos , los anticongestivos y los mucolíticos carecen de eficacia. Los corticoides y los antibióticos pueden tener cierto efecto beneficioso, pero sólo a corto plazo. En caso de una sordera bilateral estable superior a 25 dB o de una sobreinfección continuada, parece justificado proponer un tratamiento quirúrgico: colocación de aireadores transtimpánicos y/o adenoidectomía (la paracentesis y la amigdalectomía son ineficaces). Por otra parte conviene aconsejar a los padres de los niños que abandonen el hábito de fumar ya que el tabaquismo pasivo constituye un factor de riesgo reconocido de las otitis serosas.
Palabras claves:
  • RECOMENDACIONES
  • CORTICOIDES
  • CIRUGIA
  • ANTIBIOTICOS
  • ANTIHISTAMINICOS
  • CONSEJOS
  • MUCOLITICOS
  • DESCONGESTIONANTES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.