Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

La imagen por resonancia magnética nuclear (RMN) es una técnica diagnóstica que ofrece mejor contraste que la tomografía computadorizada (TC) y no expone a ninguna radiación. No obstante, el tiempo necesario para la obtención de las imágenes puede ser largo, lo cual hace el examen muy sensible a los artefactos a causa del movimiento, poco práctico en caso de urgencia y, a menudo, incómodo para el paciente, a lo que hay que añadir su elevado coste. La RMN está totalmente contraindicado a los portadores de marcapasos cardíacos, de clips vasculares metálicos, de implantes cocleares o de otros objetos ferromagnéticos. Teniendo en cuenta que no está claramente establecida su inocuidad durante el embarazo, la RMN debe practicarse con precaución en las mujeres gestantes. Según una síntesis reciente (155 referencias) la RMN es el examen de referencia para el diagnóstico de los tumores cerebrales, de las afecciones medulares y de las osteomielitis agudas, para la exploración de las afecciones de rodilla y para determinar la extensión de los tumores óseos y de tejidos blandos. También puede resultar útil en caso de accidentes vasculares isquémicos, de esclerosis en placas, de infecciones cerebrales y de epilepsia focalizada. En cambio la TC sigue siendo el examen de preferencia para diagnosticar las hemorragias cerebrales.
Palabras claves:
  • DIAGNOSTICO
  • CONTRAINDICACIONES
  • RMN
  • TAC
  • INDICACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.