Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Septiembre de 2006 (84)

El tabaquismo, tanto activo como pasivo, puede aumentar el riesgo de enfermedades coronarias y de cáncer. Otro efecto recientemente citado es el aumento del riesgo de intolerancia a la glucosa. El estudio CARDIA (Coronary artery risk developpement in young adults) tenía por objeto analizar el desarrollo de una intolerancia a la glucosa o de una diabetes en el cuadro de un seguimiento de 15 años. RESULTADOS: la media de edad al inicio del estudio era de 25 años; 55% de los participantes eran mujeres y 50%, Afro-Americanos. Durante el período de seguimiento, 16,7% desarrollaron una intolerancia a la glucosa. La incidencia de intolerancia a la glucosa fue la más alta para los fumadores (21,8%), seguidos de los fumadores pasivos (17,2%) y de los antiguos fumadores (14,4%). El riesgo menor fue para los no fumadores que no estaban expuestos a ningún tabaquismo pasivo. Además, el riesgo de intolerancia a la glucosa fue más importante en los hombres que en las mujeres y fue más frecuente en los Blancos que en los Negros. CONCLUSION: estos resultados indican que tanto el tabaquismo activo como el pasivo influyen en el desarrollo de intolerancia a la glucosa en los jóvenes adultos.
Palabras claves:
  • Diabetes
  • Estucio CARDIA
  • Fumar
  • Tabaquismo

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.