Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Septiembre de 2006 (84)

El síndrome de las piernas sin descanso presenta una variedad de síntomas benignos, sensitivos y motores, desagradables, de los miembros inferiores, que aparecen durante el reposo, sentado o acostado, más intensos durante la tarde y la noche, aliviados al mover el miembro. El examen neurológico es normal. No existe ningún criterio complementario paraclínico, biológico u otro, que permita caracterizar este síndrome. La evolución es fluctuante e imprevisible. No provoca complicación física grave. El ropinirol es un agonista dopaminérgico comercializado para la enfermedad de Parkinson (REQUIP) y el síndrome de las piernas sin reposo (ADARTREL). EFICACIA: la eficacia del ropinirol para esta última indicación parece escasa. 3 ensayos randomizados versus placebo, después de 12 semanas de tratamiento, mostraron unas mejorías mínimas de los puntos de evaluación clínica empleados. Entre los que ""respondieron"" al ropinirol, un ensayo mostró una tasa de recaída menor en el grupo que continuó con el ropinirol (32,6%) versus el que pasó a un placebo (57,8%). Pero no se sabe si esta diferencia se debe al mantenimiento de la eficacia con el tratamiento o a un efecto rebote con placebo. EFECTOS ADVERSOS: el ropinirol expone a efectos adversos molestos como náuseas en 40% de los pacientes y graves, como síncopes en 1% de los pacientes. El ropinirol también expone a una agravación de los síntomas. CONCLUSION: los autores consideran que la relación beneficios-riesgos del ropinirol es desfavorable para el síndrome de las piernas sin descanso. Cuando el sueño se perturba, vale más emplear medios no medicamentosos para mejorarlo (higiene de sueño, infusión vespertina, etc.)
Palabras claves:
  • Piernas sin reposo
  • Ropinirol
  • Eficacia
  • Efectos adversos

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.