Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

Aparte de los trastornos_psíquicos (psicosis, delirio, alucinaciones) la adicción a la cocaína expone a muchas complicaciones somáticas. A nivel cardiovascular, la cocaína puede provocar arritmias, una miocarditis, hipertensión severa y una insuficiencia cardíaca aguda. Puede producirse un infarto de miocardio a los pocos minutos de haberla tomado o al cabo de varias horas. El riesgo no parece estar relacionado con la dosis, la vía de administración, la frecuencia o la antigüedad de la adicción, la edad o la existencia de antecedentes coronarios. También puede darse una muerte súbita en los minutos siguientes a la toma. A nivel neurológico, se han observado accidentes cerebrales vasculares (ACV) en personas jóvenes sin factores de riesgo , generalmente menos de una hora después de la toma. También son posibles crisis convulsivas. A nivel pulmonar, la cocaína puede provocar un edema con carácter de lesión a los pocos minutos u horas de una administración masiva. La intoxicación crónica provoca riesgo de fibrosis o de bronquiolitis obliterante. También se han atribuído a la cocaína rabdomiolisis , hipertermia y afecciones hepáticas graves.
Palabras claves:
  • TOXICIDAD
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • INTOXICACION
  • SINTOMAS
  • RIESGOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.