Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

La estomatitis o mucositis oral es uno de los principales efectos adversos que se produce en los pacientes sometidos a terapia anticancerosa. Se define como la inflamación de la mucosa oral, pudiendo llegar a una rotura de la integridad de la misma. La prevención y el tratamiento de la estomatitis contempla tanto medidas farmacológicas como no farmacológicas. Se dipone de varios fármacos que ayudan a minimizar sus complicaciones. El sucralfato ( URBAL° ) es capaz de frenar el daño de la mucosa y promover la cicatrización de las úlceras. Con clorhexidina ( ORALDINE° ) y bencidamina ( TANTUM° ) se han obtenido resultados contradictorios y su uso no parece presentar beneficios para el paciente. También se han utilizado anestésicos locales en forma de enjuagues bucales ( lidocaína al 1-2%, benzocaína y diclonina ), con el fin de amortiguar el dolor asociado a la estomatitis. Finalmente, la difenhidramina en enjuagues bucales, aunque de uso frecuente, no se ha demostrado que tenga poder paliativo y además puede provocar sequedad de boca. Por lo que respecta a las medidas no farmacológicas, el cuidado de la cavidad oral es de vital importancia. Se recomienda evitar el consumo de alcohol y tabaco, las comidas con temperaturas extremas, alimentos irritantes, fármacos que provoquen sequedad de boca... y se aconseja el consumo de alimentos suaves y frescos, que se beba a menudo líquidos ligeramente fríos, así como una buena higiene oral.
Palabras claves:
  • ENJUAGUES
  • ANESTESICOS
  • ANTINEOPLASICOS
  • CANCER
  • RECOMENDACIONES
  • EFICACIA
  • CLORHEXIDINA
  • BENCIDAMINA
  • CONSEJOS
  • HIDRATACION
  • DIFENHIDRAMINA
  • HIGIENE
  • SUCRALFATO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.