Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Noviembre de 2007 (97)

El índice de masa corporal (IMC) refleja el estado nutricional de cualquier persona. Se calcula dividiendo el peso del individuo en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros. Un valor normal de IMC es el que se encuentra entre 20 y 25 Kg/m2. En dos estudios de cohortes prospectivos se estudió el IMC en relación con el riesgo de muerte. En el primero, realizado en Estados Unidos, participaron 527.265 personas y se observó que en las personas sanas que nunca habían fumado, el riesgo de mortalidad se asociaba con el sobrepeso y la obesidad ya que aumentaba entre un 20 y un 40% en las personas con sobrepeso, y llegaba a duplicarse e incluso triplicarse en los individuos obesos. En el segundo estudio, realizado en Corea y en el que participaron 1.213.829 individuos, se investigó la asociación entre el IMC y el riesgo de muerte por enfermedades específicas. Se vio que los pacientes con IMC entre 23 y 24 presentaron los resultados más bajos en cuanto al riesgo de muerte por cualquier causa, los de más bajo IMC presentaron mayor riesgo de muerte por causas respiratorias, y los de un IMC más elevado presentaron riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular o cáncer. Tras el análisis de estos dos estudios, además de advertirse un aumento del riesgo de mortalidad asociada al sobrepeso durante las etapas medias de la vida, la asociación entre el IMC y la muerte variaba en función de la causa que la provocaba, estando sujeta a modificaciones en función de la edad, el sexo y el tabaco.
Palabras claves:
  • IMC
  • Obesidad
  • Sobrepeso

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.