Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Octubre de 2008 (107)

La hipertensión es una enfermedad con una gran prevalencia y es la causa, en buena parte, de la morbilidad y mortalidad asociadas a eventos cardiovasculares en todo el mundo. En los países desarrollados existe una relación directa entre el aumento de la tensión arterial y la edad. Hay estudios que muestran que un correcto tratamiento de la hipertensión permite disminuir los riesgos de eventos cardiovasculares. Así se diseñillo un ensayo clínico, multicéntrico, doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, en el que se intentó establecer el efecto del tratamiento antihipertensivo sobre la incidencia de accidentes cerebrovasculares (ACV), en pacientes hipertensos mayores de 80 años. Se incluyeron 3845 pacientes de 11 países mayores de 80 años con una PA entre 160 y 199mmHg. Los pacientes recibieron aleatoriamente indapamida 1,5 mg o placebo, añadiéndose un IECA (perindoprilo) cuando fue necesario, para alcanzar los objetivos de 150/80. La variable principal fue la medida de la prevención de ACV mortal y no mortal y la variable secundaria la reducción de mortalidad total. Los resultados mostraron que en los pacientes ancianos con un estado general aceptable y una TA moderadamente elevada, el tratamiento con indapamida, con o sin perindoprilo, y un objetivo de TA de 150/80, puede llegar a reducir la probabilidad de que sufra un ACV, eventos cardiovasculares, y probablemente aumentará su supervivencia.
Palabras claves:
  • Antihipertensión
  • Indapamida
  • Perindoprilo

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.