Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

En los ensayos clínicos a corto plazo (uno a tres años) la somatropina se toleró bien tanto en los déficits somatotrópicos (enanismo hipofisario) como en el retraso de crecimiento ligado al síndrome_de_Turner . Sus principales efectos adversos fueron dolor en el punto de la inyección, lipodistrofias y edemas transitorios. No obstante los eventuales riesgos de un tratamiento prolongado se conocen poco y requieren una atenta vigilancia. En 1988 unos autores japoneses mencionaron un aumento del riesgo de leucemia asociado a la administración de somatropina. Pero dicho riesgo no ha aparecido en una reciente evaluación (56.000 pacientes tratados durante 2 años). La somatropina, a dosis terapéuticas, tiende a aumentar la glucemia. Hasta ahora no se ha dado ningún caso de intolerancia a la glucosa o de diabetes, pero se aconseja vigilar regularmente (una vez al año) la glucemia en ayunas y post-prandial en caso de tratamiento prolongado. Recientemente se han notificado a la FDA americana 23 casos de hipertensión_intracraneal benigna ligada a la somatropina. Esta complicación que se manifiesta por cefaleas y trastornos visuales apareció entre pocas semanas y 60 meses después de iniciarse el tratamiento y remitió al suspender el mismo.
Palabras claves:
  • PRECAUCIONES
  • CRECIMIENTO
  • PRECAUCIONES
  • HORMONOTERAPIA
  • HIPERGLUCEMIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • RIESGOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.