Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Diciembre de 2008 (109)

La incidencia de una neuralgia postherpética como complicación de una infección por herpes zoster (zona) aumenta constantemente con la edad y representa 5 a 8 por 100000 paños-pacientes de 15 a 29 años contra 278 a 338 por 100000 años-pacientes de más de 75 años. Los métodos de tratamiento clásicos consisten en el empleo de amitriptilina, de antiepilépticos (gabapentina por ej.) y de analgésicos opioides y también aplicación local de capsaicina, por ejemplo. A veces, estos métodos terapéuticos sólo logran una calma insuficiente del dolor y la tolerancia constituye un problema, en especial en personas de edad avanzada. En Gran Bretaña acaba de registrarse un parche de lidocaína para la indicación de neuralgia postherpética. La acción anestésica local de la lidocaína se basa en una estabilización de las membranas neuronales. La prueba de que este producto es más eficaz que un placebo se basa en tres pequeños estudios a corto plazo, que no muestran nada sobre los efectos a largo plazo ni sobre la seguridad de empleo en caso de uso durante un período largo. Los parches de lidocaína tampoco se han comparado con posibilidades de tratamiento probadas y más económicas para la neuralgia postherpética. Según los autores, se tendrán que realizar otros estudios antes de que puedan recomendarse los parches de lidocaína para el tratamiento de la neuralgia postherpética.
Palabras claves:
  • Herpes
  • Neuralgia postherpetica
  • Lidocaína

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.