Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Febrero de 2010 (122)

Los medicamentos con toxina botulínica A tienen varias indicaciones terapéuticas autorizadas, como su uso en el tratamiento de blefarospasmo, estrabismo, alteraciones nerviosas faciales, tortícolis espasmódica, distonía espasmódica, hiperhidrosis axilar, etc.… El Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos el pasado 29 de enero de 2009 emitió un comunicado alertando sobre el peligro que puede suponer la infiltración de toxina botulínica, más conocida como Botox, en los labios y otras partes de la cara. El uso de esta toxina en el campo estético en la cara está limitado estrictamente al entrecejo, también se usa para el tratamiento de tortícolis y estrabismos, cualquier otra aplicación, incluidas las odontológicas, pueden ser consideradas como ilícitas. Entre las notificaciones de sospechas de reacciones adversas recibidas, hay casos de reacciones sistémicas graves, incluyendo dificultad respiratoria y muerte después del uso de la toxina. Estas reacciones emulan el propio botulismo, que se presenta cuando la toxina se distribuye en el organismo independientemente del lugar donde se haya inyectado.
Palabras claves:
  • Toxina botulínica
  • Blefarospasmo
  • Estrabismo
  • Hiperhidrosis axilar
  • Botox

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.