Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Junio de 2010 (126)

Una investigación del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) ha descubierto los mecanismos moleculares por los que los fumadores tienen más riesgo de padecer infecciones respiratorias causadas por bacterias y de que éstas lleguen a cronificarse en muchos casos. Según los directores de la investigación el tabaco disminuye la actividad limpiadora del principal tipo de células defensivas presentes en el pulmón (los macrófagos alveolares) encargadas de ingerir y destruir agentes infecciosos. Es por ello que los fumadores son más propensos a sufrir infecciones resporatorias. Además, desde un punto de vista molecular, el tabaco disminuye también la actividad de la proteína Akt, necesaria para que los macrófagos alveolares ingieran las bacterias infecciosas de manera eficaz, lo que se traduce en un descenso acusado en la actividad limpiadora de los macrófagos alveolares. Este trabajo muestra también que los corticoides suministrados con frecuencia a pacientes con enfermedades respiratorias crónicas, no contrarrestan el efecto negativo del tabaco en los macrófagos alveolares de los fumadores. La investigación apunta la necesidad de revisar la adecuación de las terapias suministradas a fumadores con enfermedades respiratorias crónicas, ya que se trata de una población de riesgo por su predisposición a sufrir infecciones respiratorias bacterianas.
Palabras claves:
  • Infección
  • Corticoides
  • Tabaco
  • Tabaquismo
  • Infecciones respiratorias

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.