Sesión Bibliográfica Semanal. 15 de Abril de 2013 (275)

Aunque la warfarina reduce el riesgo de ictus en pacientes con fibrilación auricular, y es clasificada como recomendación de clase I en las guías de práctica clínica, sus limitaciones han conducido al desarrollo de nuevos fármacos anticoagulantes orales, incluyendo inhibidores directos de la trombina (como dabigatrán) e inhibidores del factor Xa (como rivaroxabán y apixabán). En el ensayo clínico ARISTOTLE, que fue un ensayo fase III, doble ciego, aleatorizado, de 18.201 pacientes, se comparó apixabán con warfarina para la prevención de ictus o embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular y por lo menos un factor de riesgo adicional para padecer ictus. Los pacientes fueron aleatorizados para recibir apixabán 5 mg dos veces al día o warfarina (con INR 2-3). La variable principal fue el ictus o la embolia sistémica. La variable principal de seguridad fue el sangrado mayor. Se calcularon el CHADS2 y CHA2DS2VASc (para evaluar el riesgo de tromboembolismo) y HAS-BLED (para evaluar el riesgo de sangrado) en el momento de la aleatorización. Los resultados del ensayo mostraron que los pacientes asignados al grupo de apixabán tenían tasas estadísticamente menores de ictus o embolia sistémica (sin que se muestren diferencias según el CHADS2, CHA2DS2VASc y HAS-BLED de los pacientes), así como una menor mortalidad y sangrado mayor, intracraneal y de cualquier tipo, que los del grupo de warfarina. Así pues, como conclusión principal de este ensayo clínico puede extraerse que apixabán presenta beneficios de forma estadísticamente significativa frente a warfarina, tanto en la prevención del ictus como de la embolia sistémica.
Palabras claves:
  • apixabán
  • warfarina
  • fibrilación auricular
  • ictus
  • sangrado

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.