Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1992 (3)

Los bromuros, utilizados como sedantes pueden provocar una intoxicación crónica, incluso con la posología recomendada por el fabricante. El lapso de tiempo entre el inicio del tratamiento y la aparición de los síntomas de intoxicación crónica varía entre algunas semanas y varios meses. Los signos clínicos precoces, principalmente neuropsíquicos, consisten generalmente en cefaleas, una disartria, hiperreflexia tendinosa, irritabilidad y agitación (en tal caso hay que evitar aconsejar un aumento de las dosis !). En 25 a 30% de los casos se observa una erupción cutánea. Si se prosigue el tratamiento pueden aparecer transtornos de la consciencia. A causa de la larga semivida de los bromuros (unos 12 días) el plazo de recuperación es de 5 a 7 días por término medio después de suspender el medicamento. Debe recordarse que la eficacia de los bromuros como sedantes nunca ha sido demostrada por ensayos controlados. Así pues conviene ser prudentes al aconsejar sedantes a base de bromuros (en MAGNOGENE° y preparaciones ""de la casa""), en particular para los niños y los lactantes .
Palabras claves:
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • SINTOMAS
  • EFICACIA
  • RIESGO
  • NIÑOS
  • HIPNOTICOS
  • SEDANTES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.