Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1992 (3)

La insuficiencia de secreción lacrimal es frecuente en las personas de edad avanzada: provoca ardor y picor desagradable y una sensación de cuerpo extraño en el ojo. Algunas enfermedades autoinmunes ( artritis_reumatoide, lupus_eritematoso ...) producen hipolacrimias mayores y definitivas que pueden provocar lesiones en la córnea y en la conjuntiva. El tratamiento de la sequedad ocular es local y sintomático: - en caso de sequedad ocular benigna (el más frecuente) el empleo episódico de ""lágrimas artificiales"" en forma de colirio acuoso, con o sin agente de viscosidad (ej. COLIRCUSI_HUMECTANTE°, TEARS HUMECTANTE°) produce un alivio generalmente suficiente. - en las formas severas en que los colirios son eliminados rápidamente y requieren demasiadas instilaciones diarias son preferibles geles a base de carbómeros que aseguran un tiempo de hidratación prolongado (ej. TEARS_GEL° ) - en casos más graves son posibles las inserciones de hidroxipropilcelulosa, colocada durante 12 o 24 horas en el fondo de la conjuntiva, pero su utilización a veces es poco práctica o mal tolerada y costosa (no en España).
Palabras claves:
  • TRATAMIENTO
  • ADMINISTRACION
  • CAUSAS
  • RECOMENDACIONES
  • ANCIANOS
  • ELECCION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.