Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1992 (3)

El síndrome de abstinencia a heroína se desarrolla en cuatro fases. A las primeras horas después del último consumo: ""craving"" (deseo de consumir), ansiedad, búsqueda de droga. A las 8-15 horas: lagrimeo, sudoración, rinorrea, bostezos. A las 16-24 horas: midriasis, piloerección, calambres musculares, escalofríos, algias difusas, anorexia, irritabilidad. Posteriormente: insomnio, febrícula, enlentecimiento motor, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, aumento de la frecuencia respiratoria, del pulso y de la tensión arterial. El PUNTO ALGIDO del síndrome se da a los 2-3 días del último consumo y empieza a remitir a partir del cuarto o quinto día. DESAPARECE a partir del séptimo día PERO algunos síntomas como insomnio, labilidad afectiva o irritabilidad persistirán durante semanas. La GRAVEDAD viene determinada por los síntomas gastrointestinales y los cambios en la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. La GRAVEDAD Y DURACION del cuadro dependen del tipo de narcótico utilizado, dosis total diaria, tiempo de uso, estado físico y factores psicológicos del paciente.
Palabras claves:
  • GRAVEDD
  • DEPENDENCIA
  • HEROINA
  • SINTOMAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.