Sesión Bibliográfica Semanal. 08 de Junio de 2015 (385)

Los telómeros son repeticiones en tándem de una determinada secuencia de nucleótidos en los extremos de nuestros cromosomas que, junto con las proteínas de unión de los telómeros, ayudan a mantener la estabilidad genómica. Los estudios muestran que la longitud de los telómeros de las células sanguíneas (BTL por sus iniciales en inglés) disminuye con la edad y que las exposiciones ambientales que causan estrés oxidativo e inflamación crónica aceleran este proceso. Este desgaste de los telómeros suele participar en los procesos de senescencia celular o apoptosis (muerte celular programada), sin embargo, si se alcanza un nivel de acortamiento crítico estos procesos biológicos pueden verse inhibidos, lo que resulta en una situación de inestabilidad genómica en la que pueden ocurrir procesos de reordenamiento cromosómico y de ganancias o pérdidas de segmentos cromosómicos, procesos, todos ellos, que se conocen y son esenciales en la carcinogénesis. Por estas razones, los telómeros, y más concretamente las BTL, han sido durante mucho tiempo objeto de estudio para tratar de dirimir su posible participación en las etapas tempranas del desarrollo de los procesos cancerígenos. Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento han arrojado resultados inconsistentes. Una posible explicación es que la mayoría de estudios que informan de BTL acortados en pacientes con cáncer en relación con los pacientes controles son estudios retrospectivos en los que las mediciones de BTL se realizaron en un momento posterior al diagnóstico de la enfermedad, por lo que la menor longitud telomérica podría ser una consecuencia del desarrollo del cáncer o del tratamiento, y no una causa. Los resultados también han sido inconsistentes en estudios prospectivos donde la BTL se midieron antes del diagnóstico, algunos de ellos informaron aumento del riesgo de cáncer en los participantes con menores BTL, y otros constataron mayor riesgo para los pacientes con BTL más extensas. Pero la  mayoría de los estudios realizados examinaron la longitud de los BTL en un solo punto en el tiempo, y en ninguno de ellos se establecieron medidas BTL en más de una ocasión antes del diagnóstico de cáncer, por lo que es difícil examinar la relación causal entre el desgaste de los BTL y el riesgo de cáncer .  

Entendiendo que los estudios longitudinales de BTL con múltiples mediciones pre-diagnóstico son susceptibles de aportar más información sobre cómo los BTL contribuyen al riesgo de cáncer, y proporcionar información crítica sobre la relación entre los BTL, el desarrollo del cáncer y el diagnóstico, un nuevo trabajo se marcó como objetivo examinar el acortamiento de los BTL, tomando diferentes puntos de medición en el tiempo en relación al riesgo de desarrollo de cáncer. En este estudio, los investigadores seleccionaron a 792 personas sanas y realizaron un seguimiento de 13 años durante los cuales se tomaron diversas medidas de sus BTL. 135 de los participantes, con el tiempo, desarrollaron varios tipos de cáncer. El equipo observó, en comparación con los participantes control, como los telómeros de los participantes que más tarde desarrollaron cáncer se acortaban a una velocidad mucho más rápida durante los primeros años, y que este envejecimiento acelerado se detenía 3-4 años antes de que se produjera el diagnóstico de cáncer. Biológicamente. Esto puede ser debido a que la carcinogénesis temprana cause un acelerado acortamiento BTL, seguido por un secuestro de los mecanismos de alargamiento de los telómeros por el cáncer en algún momento de su desarrollo.

Los autores hallaron una fuerte relación entre la existencia de este patrón y una amplia variedad de cánceres, por lo que consideran que la comprensión de los mecanismos subyacentes puede ayudar en la búsqueda de un biomarcador fiable para la predicción temprana de los procesos carcinogénicos.

Palabras claves:
  • biomarcador cancerígeno
  • longitud de los telómeros de las células sanguíneas
  • BTL

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.