Sesión Bibliográfica Semanal. 08 de Junio de 2015 (385)

La alta resistencia vascular pulmonar característica de la circulación fetal falla en su típico descenso tras el parto en 10-20 de los recién nacidos por cada 10.000 nacidos vivos, lo que supone en una desviación en sentido derecha-izquierda de la sangre a través de los canales fetales, un flujo sanguíneo pulmonar disminuido y profunda hipoxemia. Tal hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPPN), por lo general, se da en nacimientos a término o cerca de plazo y se manifiesta a las pocas horas tras el parto con insuficiencia respiratoria grave que requiere intubación y ventilación mecánica. Esta afectación se asocia a una elevada morbilidad y mortalidad, entre el 10% y el 20% de los bebés afectados no sobreviven, y los que lo hacen se enfrentan a sufrir serias secuelas a largo plazo como la enfermedad pulmonar crónica y problemas de desarrollo neurológico debido, tanto a la hipoxemia, como a los tratamientos agresivos que con frecuencia son necesarios.

Se ha sugerido que niveles circulantes elevados de serotonina en el feto pueden dar lugar a la vasoconstricción y proliferación de las células del músculo liso que es característico de HPPN. En este sentido la asociación entre el uso de antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación  de serotonina (ISRS) durante el embarazo y el riesgo HPPN ha sido motivo de controversia. En 2006, la Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU emitió una advertencia de salud pública para el uso de los antidepresivos ISRS durante la última etapa del embarazo, después de que un único estudio epidemiológico hallara un aumento del riesgo de HPPN de hasta seis veces. Tras de una revisión de estudios adicionales con resultados contradictorios (2 estudios informaron un aumento en el riesgo, mientras que 3 no lo hicieron), la FDA concluyó en 2011 que era prematuro llegar a cualquier conclusión acerca de la existencia de esta posible relación y actualizó la advertencia de salud pública emitida. Pero según opinión experta, algunas de estas últimas investigaciones en las que no se encontró un mayor riesgo de hipertensión pulmonar persistente con el uso de ISRS se realizaron con tamaños de muestras pequeñas, lo que podría no proporcionar potencia suficiente para una detección adecuada de un posible aumento del riesgo.

Una nueva iniciativa de investigación se propuso evaluar la relación entre el uso tanto de ISRS como de antidepresivos no-ISRS y el riesgo de hipertensión pulmonar persistente utilizando una muestra de 3.789.330 mujeres embarazadas de 46 estados de los EE.UU y Washington, DC. Entre las mujeres implicadas en el estudio se evaluó el uso en monoterapia de ISRS y no-ISRS entre los 90 días antes del parto y el momento de dar a luz. La Incidencia HPPN entre los recién nacidos se evaluó en los 30 días posteriores al nacimiento.

El equipo identificó el uso de antidepresivos en 128.950 (3,4%) de las mujeres en los últimos 90 días de embarazo, 102.179 (2,7%) de ellas utilizaron ISRS y 26.771 (0,7%) no-ISRS. En comparación con las mujeres que no usaron antidepresivos en las últimas etapas del embarazo, las que sí los utilizaron manifestaron mayor propensión a que sus recién nacidos presentaran HPPN: la incidencia de hipertensión pulmonar persistente fue de 20,8 por cada 10.000 recién nacidos no expuestos a antidepresivos y 31 por cada 10.000 nacidos entre los niños con exposición a este tipo de fármacos. La incidencia HPPN fue ligeramente mayor entre los niños expuestos a ISRS (31,5 por cada 10.000 nacidos), en comparación con los expuestos a antidepresivos no-ISRS (con 29,1 por cada 10.000 nacidos). Los investigadores señalan que el riesgo de hipertensión pulmonar persistente tanto con ISRS como con no-ISRS se redujo cuando se tuvieron en cuenta posibles factores de confusión.

En sus conclusiones finales, los autores apuntan a que sí existe un pequeño aumento del riesgo de hipertensión pulmonar persistente con el uso de antidepresivos al final del embarazo, especialmente con los ISRS y destacan que el aumento del riesgo identificado es más modesto que el reportado en estudios previos.

Palabras claves:
  • antidepresivos en el embarazo
  • inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina
  • ISRS
  • hipertensión pulmonar persistente del recién nacido
  • HPPN

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.