Sesión Bibliográfica Semanal. 05 de Diciembre de 2018 (560)

El cáncer de ovario es el cáncer ginecológico más mortal, en gran parte debido a la falta de estrategias de detección temprana y pocos factores de riesgo modificables. Se cree que la inflamación que se produce durante la ovulación desempeña un papel en el desarrollo de este cáncer. Por otro lado, se ha demostrado que los medicamentos antiinflamatorios, como la aspirina, reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Para conocer si esta medida preventiva puede ser también útil en el cáncer de ovario, investigadores estadounidenses del Population Science en Moffitt, el Huntsman Cancer Institute y el Harvard TH Chan School of Public Health trabajaron de forma conjunta analizando datos de más de 200.000 mujeres que participaron en trabajos de seguimiento de cohortes ‘Estudios de Salud de Enfermeras’ que se inició en 1980. De todas las participantes, 1.054 desarrollaron cáncer de ovario. Los investigadores analizaron el uso de: aspirina (325 miligramos), aspirina a dosis baja (100 miligramos o menos), AINE y paracetamol.

En su análisi encontraron que el uso de dosis bajas de aspirina se asoció con un menor riesgo (23%) de cáncer de ovario, mientras que el uso de dosis estándar de aspirina no. Por el contrario, los datos mostraron que las mujeres que tomaban frecuentemente (al menos 10 comprimidos por semana durante años) AINEs que no fueran aspirina, tenían un mayor riesgo (19%) de desarrollar la enfermedad en comparación con el no uso de analgésicos.

Estos hallazgos de naturaleza observacional ayudan a confirmar las conclusiones similares obtenidas en otra investigación publicada este mismo año. En este caso, el estudio utilizó datos combinados de 13 estudios de casos y controles, incluyendo a más de 750.000 mujeres, de las cuales 3.500 recibieron un diagnóstico de cáncer de ovario. Los investigadores encontraron que el uso diario de aspirina redujo el riesgo de cáncer de ovario en un 10%.

Los autores comentan que no nos encontramos aún en la etapa en la que podría recomendarse el uso diario de aspirina para la reducción del riesgo de cáncer de ovario, ya que es necesaria más investigación, pero sugieren que es un tema que merece ser seguido con detenimiento y puede ser una opción a tener en cuenta de forma individualizada en la relación médico-paciente.

Palabras claves:
  • cáncer
  • cáncer de ovario
  • analgésicos
  • aspirina
  • aspirina a dosis baja
  • antiinflamatorios no esteroideos
  • AINEs

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.