Sesión Bibliográfica Semanal. 12 de Junio de 2019 (584)

El asma es una afección pulmonar crónica que actualmente no tiene cura. Las personas con asma reaccionan a los desencadenantes ambientales, como el polen y los ácaros del polvo. La inflamación descontrolada asociada con esta reacción alérgica restringe las vías respiratorias, aumenta la mucosidad y dificulta la respiración.

Los medicamentos actualmente disponibles para el asma, como los inhaladores para aliviar las vías respiratorias, solo sirven para aliviar los síntomas de opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos que acompañan típicamente a la enfermedad. Además, los esteroides antiinflamatorios están asociados con muchos efectos secundarios y su utilización a largo plazo supone una preocupación creciente. Por otro lado, los desarrollos recientes en terapias inyectables dirigidas son muy costosos y además, ninguno de estos medicamentos cura la enfermedad, por lo que se necesitan con urgencia opciones nuevas y mejoradas.

Un grupo de investigación compuesto por científicos expertos en regulación epigenética han identificado un inhibidor de molécula pequeña que podría atacar directamente la causa de la enfermedad, en lugar de simplemente aliviar los síntomas. Estos hallazgos podrían ser la piedra angular para el desarrollo de un nuevo tratamiento eficaz para el asma alérgica.

En su investigación inicial el equipo identificó que la enzima Ezh2, un componente esencial del epigenoma, era fundamental para la capacidad del sistema inmunitario de impulsar la inflamación en respuesta a los alérgenos. Esto llevó a la hipótesis de que un medicamento inhibidor de Ezh2 podría suprimir eficazmente la inflamación subyacente de una respuesta alérgica. A través de una serie de estudios de laboratorio, los investigadores demostraron que efectivamente la inhibición de Ezh2 podría frenar la reacción exagerada de las células T inmunes que conducen a una inflamación descontrolada en los pulmones, así como revertir cualquier inflamación establecida asociada al asma.

Los autores también consideran que la supresión de la inflamación asociada con la inhibición de EZH2 podría usarse para tratar otras afecciones distintas al asma en las que los linfocitos T o B activados impulsan la inflamación.

Curiosamente el inhibidor de Ezh2 utilizado en el estudio se encuentra actualmente en ensayos clínicos para el tratamiento de determinados tipos de cáncer hematológico. Debido a que el fármaco ya se conoce y es bien tolerado en los seres humanos, es razonable esperar que la transición de la oncología a los tratamientos para la inflamación se vea favorecida.

Palabras claves:
  • asma
  • epigenética
  • inhibidores de Ezh2

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.