Sesión Bibliográfica Semanal. 13 de Febrero de 2020 (614)

El funcionamiento cognitivo y funcional puede verse alterado en el envejecimiento mermando aspectos cognitivos como la memoria, las relaciones visuales y espaciales y la velocidad de procesamiento de la información. La prevalencia de un posible déficit cognitivo se asocia a la edad avanzada y al grado de deterioro funcional, por ello, intervenciones dirigidas a la estimulación cognitiva pueden contrarrestar los efectos negativos del envejecimiento, retrasando la aparición del deterioro cognitivo en adultos mayores.

Sobre esta base y con el objetivo de aportar evidencias de la eficacia de una intervención comunitaria en salud que incluye un programa de estimulación cognitiva, para prevenir el deterioro de las capacidades cognitivas en nuestra población de personas mayores con cognición normal que viven en la comunidad, se realizó un ensayo clínico aleatorizado (normas grupo CONSORT) en el Centro de salud San José Norte-Centro y la Fundación La Caridad (Zaragoza).

El estudio incluyó 201 personas de 65 años o más, con puntuación en el Mini-Examen Cognoscitivo (MEC) de 28 puntos o más, 101 aleatorizados en el grupo intervención y 100 en el grupo control.

La intervención se realizó en 10 sesiones de 45 min, una por semana, con material propio, los cuadernos de colores de activación mental. Estos cuadernos trabajan las áreas de memoria, orientación, lenguaje, praxis, gnosis, cálculo, percepción, razonamiento lógico, atención-concentración y programación.

Como variable principal se utilizó el MEC, que evalúa 8 componentes: orientación temporal, orientación espacial, memoria de fijación, atención, cálculo, memoria a corto plazo, lenguaje y praxis. Como variables secundarias de resultado se utilizaaron Set-test, como cognitiva(mide la fluencia verbal y categorial), y Barthel y Lawton-Brody, como funcionales (evalúan la autonomía de la persona las actividades de la vida diaria(AVD)).

Analizando los incrementos sobre el nivel basal, para la variable MEC el grupo intervención obtiene, en media, 1,58 puntos más que el grupo control en la evaluación realizada inmediatamente después de la intervención. A los 6 meses la mejora es de 1,51 puntos y al año de 2,04 puntos. Todos estos incrementos son estadísticamente significativos al nivel usual del 5%. No se observan diferencias estadísticamente significativas entre el grupo intervención y control en las variaciones sobre el nivel basal de las variables en Set-test, Barthel y Lawton-Brody.

La estimulación cognitiva con este programa es eficaz para mantener el rendimiento cognitivo, medido con la variable MEC, en la población de personas mayores con cognición normal que viven en la comunidad. Sin embargo, no hay evidencia de que esa mejora se transfiera a las actividades de la vida diaria medidas con Barthel y Lawton-Brody.

Palabras claves:
  • Envejecimiento
  • DCL
  • deterioro cognitivo
  • estimulación cognitiva
  • MEC
  • Barthel
  • Lawton-Brody

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.