Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

La rinitis alérgica se caracteriza por episodios de irritación y congestión de la mucosa nasal con estornudos, rinorrea acuosa y obstrucción nasal, más grave por la mañana y por la tarde y mejora por la noche. El tratamiento de elección son antihistamínicos, a poder ser los que producen menor somnolencia (astemizol y terfenadina), para no afectar la vida del paciente. Los antihistamínicos deben suspenderse si a los 5 días de inicio de tratamiento no hay mejoría. Debe advertirse al paciente que los efectos sedantes se potencian con alcohol, ansiolíticos, sedantes e hipnóticos. Puede añadirse un descongestivo nasal, oral o local, recordando que los locales, si se prolonga su uso más de 7-10 días, presentan efecto rebote.
Palabras claves:
  • DESCONGESTIONANTES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ANTIHISTAMINICOS
  • SINTOMAS
  • ADMINISTRACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.