Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1994 (5)

La administración de quinolonas en niños ha sido clásicamente limitada debido a la toxicidad observada en animales durante los estudios pre-clínicos. Se detectó una alteración degenerativa irreversible en el cartílago de las articulaciones que influía en el desarrollo y crecimiento posterior. Por ello las quinolonas se consideraban absolutamente contraindicadas en niños. En la práctica, cuando existen infecciones graves en niños que ponen en riesgo la vida del paciente o resistentes a terapias convencionales, se han utilizado quinolonas . En los estudios realizados administrando quinolonas en niños no se ha conseguido establecer ninguna relación con la presencia de artropatías. Parece que el desarrollo de artropatías es especie-específica y en el hombre no se produce. La única alteración relacionada observada en el hombre son artralgias, reversibles y sin anormalidades patológicas. Estas artralgias se han detectado sobretodo en pacientes con fibrosis quística. Con la experiencia actual las quinolonas no deben considerarse absolutamente contraindicadas, sino que deben utilizarse con precaución en niños, ya que pueden ser beneficiosas en infecciones graves resistentes a otras terapias
Palabras claves:
  • PRECAUCIONES
  • CONTRAINDICACIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.